Saltar al contenido

¿Cómo Distribuir una Cocina en “L”?

✅ forma de L cocina

Las cocinas distribuidas en L se han vuelto muy populares, sobre todo porque permiten aprovechar incluso los espacios más pequeños. Éstas, unen dos áreas, paredes o muros, con un ángulo de 90°, es decir, perpendiculares, formando una L, ya sea cuadrada o rectangular.

Y es que, a la hora de diseñar y distribuir los espacios de una cocina, si bien hay que elegir materiales, acabados y colores, también es importante saber aprovechar el espacio para lograr una cocina cómoda y funcional.

📌 ¿Por qué elegir una distribución en L en tu cocina?

En cuanto a distribuciones y diseños de cocinas tienes diversos formatos, y una de ellas es la cocina el “L”, llamada también cocina angular, porque se colocan todas las cosas en dos paredes perpendiculares del ambiente, dejando un gran espacio para circulación.

Al ubicar las superficies de trabajo, gabinetes y electrodomésticos en forma de L, se optimiza el espacio, y se incorpora eficientemente el ‘triángulo de trabajo’.
Ya que, según Neufert en su libro “Arte de proyectar”, todo lo que necesita para trabajar en la cocina (placa de cocina, refrigerador y fregadero) debe encontrase dentro de un área convenientemente pequeña, que permita una movilidad eficiente, rápida y segura.

Esta distribución solo se puede realizar si el espacio a trabajar tiene una forma rectangular o estrecha, sería la opción más adecuada para aprovechar el área. También es una excelente opción para espacios pequeños y espacios abiertos.

⭐️  Triángulo de trabajo en una cocina en L

Teniendo en cuenta este concepto del disñeo de interiores, se distribuirán los principales accesorios de la cocina:

  • El frigorífico, refrigerador o congelador, se deberá ubicar en la esquina de la pared más larga o amplia.
  • En el mismo muro o frente anterior, también debe ubicarse la cocina, dejando siempre una amplia separación, para que lo caliente no afecte al frigorífico.
  • El fregadero de la cocina, por su parte, debe colocarse al otro muro, en el más corto, dando lugar al área de lavado (Esto es mucho mejor, en caso haya una ventana a la pared de este lado)

Esta es solo una idea, ya que bien se pueden distribuir en posiciones distintas, siempre respetando los espacios, y permitiendo una cómoda movilidad entre ellos, facilitando las labores a los chefs o personas que cocinan en casa.

✅ Ventajas de la distribución en L en una cocina:

Con esta distribución se crea un espacio multifuncional en tu cocina; y, además de ser práctico y fácil de mantener limpio y ordenado, es eficiente para quien trabaja en este ambiente, ya que las dimensiones del “triángulo de trabajo”, permiten una mejor movilidad.

  • Obtendrás mayor espacio para almacenar y mejor ángulo de visión de tus utensilios de cocina.
  • Eficiente distribución de almacenaje.
  • Permite que más de una persona trabaje en el área.
  • Puedes agregar una isla dentro de la cocina y utilizar varios materiales en la encimera.

✨ Ideas de cocinas pequeñas en forma de L:

Este diseño ofrece grandes oportunidades de almacenamiento en la parte superior de la pared, lo que permite mantener el espacio para moverse tranquilamente. Por ejemplo, se pueden colocar estanterías de almacenamiento de esquina inteligentes, que convierten las áreas incómodas en espacios prácticos para almacenar los elementos esenciales de la cocina.

Además, para este tipo de cocinas se recomienda utilizar colores claros. Ya sea que esto incluya la elección de electrodomésticos, gabinetes de luz, encimeras blandas o un revestimiento de piso reflectante, ayudará a que la luz rebote en la habitación dando la impresión de ser un ambiente más grande.

⭐️ cocinas en forma de l
Configuración